Noticias actualidad

Sentencias y actualidad

¿Puede reconocerse la ansiedad como enfermedad profesional?

01 Dic 2017

En Coma & Asociados, creemos que sí: 

Según diversos estudios, se calcula que alrededor del 40% de los trabajadores, sufren o han sufrido ansiedad derivada y provocada por la casuísitica de su puesto de trabajo. Las manifestaciones sintomatológicas de la ansiedad son muy variadas y pueden clasificarse en diferentes grupos: 

a) Físicos: Taquicardia, palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire, temblores, sudoración, molestias digestiva, náuseas, vómitos, alteraciones de la alimentación, tensión y regidez muscular, hormigueo, sensación de mareo, etc. También puede incluso derivar en alteraciones del sueño o la alimentación .

b) Psicológicos: Inquietud, agobio, sensación de amenaza o peligro, inseguridad, sensación de vacío, incertidumbre, dificultad para tomar decisiones. En casos más extremos, puede variar en temor a la muerte, la locura, perder las ganas por vivir o tener tendencias suicidas. 

c) De conducta: Estar en estado permanente de alerta, bloqueos, torpeza o dificultad para actuar, impulsividad, inquietud motora o antes al contrario, dificultad para estarse quieto y en reposo. Estos síntomas pueden venir acompañados de cambios en la expresividad corporal y el lenguaje corporaL. Posturas cerradas, rigidez, movimientos torpes de manos y brazos, tensión en las mandíbulas, cambios de voz, crispación, etc. 

d) Intelectuales o cognitivos: Dificultades de atención, concentración y memora, aumento de de los despistes y descuidos, preocupación excesiva, expectativas negativas, rumiación, pensamientos distorsionados e importunos, incremento de las dudas y la sensación de confusión, tendencia a recordar sobre todo, cosas desagradables, sobrevalorar pequeños detalles desfavorables, abuso de la prevención y la sospecha, interpretaciones inadecuadas o susceptibilidad.

e) Sociales: Irritabilidad, ensismamiento, dificultades para iniciar o seguir una conversación o bloquearse o quedarse en blanco a la hora de preguntar o responder, dificultades apra expresar las propias opiniones, inclusive para hacer valer los propios derechos por temor a posibles conflictos, etc.

                         "Si la ansiedad  puede llegar a incapacitar y tiene otrosí su origen en el trabajo, en sus condiciones y demás, ¿No debería ser considerada enfermedad profesional?"

 

Cierto es que no todas las personas tienen los mismos síntomas, ni estos son de la misma intensidad en todos los casos. Ahora bien, de forma objetiva, hay ciertos trabajos, que por su desempeño, ámbito laboral o actividad de la empresa pueden ocasionar ansiedad a los trabajadores, provocando algunos de los síntomas referenciados anteriormente. Es en este punto, donde COMA & ASOCIADOS se hace eco de una reciente noticia, esto es, la primera demanda en España para que la ansiedad derivada de trabajar sea reconocida enfermedad profesional. Y esta primera demanda se ha interpuesto por cinco trabajadores de la empresa Honeywell, actualmente ubicada en la Zona Franca de Barcelona, en la cual reclaman dicho reconocimiento como enfermedad profesional de los trastornos de ansiedad y depresión que sufren al trabajar expuestos a ciertos riesgos, en el caso concreto que nos ocupa, al estar expuestos al amianto. La demanda accionada pues busca el reconocimiento de la jurisdicción española en este ámbito, y puede significar un punto de inflexión, tal y como sucedió en Francia ante un caso similar en la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de París el pasado junio de 2016 (y que refrendada refrendada en casación recientemente a favor de los trabajadores).

La demanda en España ha sido confeccionada con el apoyo de la AVAAC, y busca (tal y como sucedió en caso Francés donde se dio la razón a 80 empleados contra la multinacional BOSCH), a su derecho a ser indemnizados por "lesiones de ansiedad" derivadas u ocasionadas en el ámbito laboral. 

En el caso que nos ocupa, el presunto y reiterado incumplimiento de la obligación por parte de Honeywell de adoptar las pertinentes medidas de prevención, contribuye de forma plenamente comprensible a acentuar la angustia de los trabajadores que aunque no hayan enfermado, fruto de las condiciones de su puesto de trabajo, puedan hacerlo (a corto, medio o largo plazo), pues las enfermedades vinculadas a la exposición al amianto presentan largos periodos de latencia, habitualmente de 20 y 40 años. Por ello, para miles y miles de trabajadores que estuvieron en contacto con el amianto antes de su prohibición en 2002, o que han seguido estándolo con posteridad, la larga latencia de las enfermedades supone vivir con la angustia permanente de saber que en cualquier momento, podrían empezar a desarrollar una patología mortal. Por todo ello, la presente demanda puede sentar jurisprudencia novedosa en este ámbito y puede ser trasladada a otros sectores de riesgo en un futuro no muy lejano.

En COMA & ASOCIADOS estaremos atentos a dicha resolución, pues la ansiedad derivada de trabajar en un puesto de trabajo de riesgo, puede reconocer el derecho a ser indemnizado por la empresa que no ha velado suficientemente por la salud y seguridad de sus empleados, y lo más importante, el derecho a ser indemnizado por provocarles" lesiones de ansiedad". 

Si usted forma parte del 40% de trabajadores que sufre ansiedad o la ha sufrido, esta demanda le interesa, y en COMA & ASOCIADOS estamos a su disposición para proteger sus intereses.  Solicite una 1a visita gratuita y sin compromiso para darnos a conocer su caso y poder ayudarle legalmente a solucionar su problema y proteger sus derechos.  

- Enlace noticia para más información (AGENCIA EFE).  

- Enlace a Resolución del Tribunal de Casación de Francia, Cámara Social, 6 de Octubre de 2017, 16-23891 y ss (Rober Bosch France vs  Trabajadores VS indemnizaciones por ansiedad).